Durante toda tu vida, mamá ha celebrado tus cumpleaños de la mejor manera que pudo, ahora que se acerca el día de su cumpleaños y tú estás grande como para poder organizárselo es tu oportunidad de mostrarle todo tu amor con una bonita fiesta de cumpleaños. Debes aprovechar esta fecha para decirle todo lo que no le dijiste durante el año y reflexionar acerca de ello para poder mantener una relación más cercana a ella. A menos que siempre le digas lo que sientes, en ese caso, sigue diciéndoselo y celébrale el mejor cumpleaños posible.

Ahora en el caso del cumpleaños de mamá, lo mejor será optar por una fiesta sorpresa. De otra manera mamá querrá encargarse de todo y no podrá sólo disfrutar de su día al máximo. Por ello organízate con tus hermanos y familiares para preparar la sorpresa es vital que tú mamá no sospeche lo que están preparando o si es muy difícil, puedes distraerla haciéndole creer que organizaran una cena sencilla y nada más. Las expectativas de ella estarán bajas y de pronto aparecerán todos con la sorpresa.

Dependiendo de lo numerosa que sea tu familia, define qué parientes podrán venir, si la casa es grande no habrá problema, si es un departamento pequeño tendrás que ser más selectivo. Trata de invitar a los parientes que siempre frecuentan y si existe la posibilidad de llamar a un pariente lejano que viene muy de vez en cuando, pero tiene en gran estima a tu mamá, entonces no dejes de considerar a esa persona para la fiesta que le harás a tu mamá.

Para elevar el factor sorpresa puedes organizar la fiesta la noche anterior al día de cumpleaños de tu madre, será algo verdaderamente inesperado y le daré un gusto tremendo saber que todos han recordado su día. Tal vez ante la sorpresa de todo tu mamá quiera levantarse y empezar a atender a todos, tienes que asegurarte de que esto no ocurra, déjale claro a mamá que tú y tus hermanos se encargarán de todo, que ella solo tiene que divertirse y pasar un bueno momento. Igual con la limpieza del día siguiente, no dejes que mamá se encargue de esto.

Pídeles a tus parientes que traigan algo para comer en la fiesta, de esta manera evitarás que tú y tus hermanos se hagan cargo de todo el gasto para la fiesta. Tal vez papá pueda ayudar también a organizar la fiesta y colaborar con algo de dinero para la comida y la bebida. Trata de que la fiesta se haga temprano porque no sabes qué otros compromisos puedan tener tus parientes al otro día. En el caso de las mamás a algunas prefieren una fiesta temprano, para no tener que desvelarse, otras lo prefieren tarde para disfrutar hasta las últimas consecuencias. Toma en cuenta los gustos de tu mamá para definir la hora.

Si tú o alguno de tus hermanos toca un instrumento o compone poesía, será inolvidable para tu mamá y familia que preparen un pequeño acto para deleitarlos. Mejor todavía si se trata de una canción original escrita especialmente para tu familia. Si ninguno toca instrumentos, siempre puedes encontrar la ayuda de algún amigo que pueda acompañarte al menos con sólo una guitarra. Este tipo de gestos se valoran muchas veces más que un regalo.

Esperamos que tu mamá pasa un increíble cumpleaños junto a ti y la familia.

Comments

comments