Estás en una fiesta de cumpleaños, puede ser la de tu mejor amigo, la de un familiar o la de alguien a quien recién conoces, quizá incluso es la fiesta de un completo desconocido y alguien más te trajo, no importa qué tipo de fiesta sea, hay cosas que jamás deberías hacer en una celebración de cumpleaños. Algunas de aquellas cosas pueden parecer obvias, pero con la emoción de la fiesta a veces se nos olvida.

Una de las cosas más importantes que jamás deberías hacer en una fiesta es beber de más. Cuando uno está en una fiesta, las copas van y vienen, uno conversa con los amigos, se ríe, baila la pasa bien y a veces ni siquiera se da cuenta de todo lo que ha bebido. Debes tener mucho cuidado con esto, sobre todo si eres de los que no sabe controlar bien cuanto está bebiendo. Es muy importante guardar cierta compostura en una celebración y no excederse con las bebidas. Podrías arrepentirte de lo que hagas después.

Otra cosa que a veces sucede a raíz de lo emocionado que puedes estar por la fiesta es que levantes demasiado la voz al hablar. A veces se trata de la música que puede estar muy alta, pero si te das cuenta de que el volumen de tu voz es excesivo, o que nadie está hablando tan fuerte como tú, considera bajarle un poco a los decibeles de tu voz y hablar en un tono más pausado y moderado, de lo contrario podrías caer antipático al resto de los invitados.

Quizá hayas ido a la fiesta con tu pareja o con alguien que te interesa, en ese caso, por favor, por favor, evita a toda costa besarte en frente de todos. Sabemos que puedes estar muy enamorado de tu pareja, pero es de suma importancia que no hagas esto en una fiesta ajena porque podría poner muy incómodos a los demás invitados, peor aún, al propio anfitrión o anfitriona de la fiesta de cumpleaños. Recuerda que debes guardar esto para un momento más indicado.

 

Si vas a una fiesta, entonces haz lo que se hace en una fiesta, diviértete y pasa un buen tiempo en contacto con los demás. No te la pases todo el tiempo pegado a tu celular o posteando fotos o videos de la fiesta. Es necesario que vivas el momento y te desconectes un poco de ese aparato. Conversa con la gente, socializa y disfruta de la fiesta. Recuerda que te has preparado para lucir bien, has hecho un viaje considerable hasta el lugar de la fiesta y no deberías estar haciendo algo que podrías estar haciendo en tu cama, cuando deberías estar celebrando.

Una última recomendación sería que te atuendo no sea demasiado escandaloso, mucho menos si no es tu propia fiesta. Trata de vestir algo casual y acorde con la celebración. Esperamos que lo pases genial en todas las fiestas a las que vayas.

Comments

comments