Una hermanita menor es un regalo incomparable para cualquier hermano o hermana mayor, es esa hermana que podemos engreír y cuidar, a veces como si se tratara de nuestra propia hija. Por eso en su cumpleaños tienes que sorprenderla de la mejor manera y hacer que sea para ella un día inolvidable.

Tal vez lo primero que debas considerar sea el regalo, para los niños pequeños los regalos son una de las mejores partes de sus cumpleaños. Para esto tienes que pensar en un regalo que pueda usar a menudo, con el que pueda pasar tiempo, en resumen, un regalo que le sea útil. Tal vez se trate de alguna muñeca en específico, quizá le gustan los videojuegos o ya está empezando a practicar algún deporte. Toma en cuenta todos estos factores para escoger el regalo. Y si no también puedes consultarle a tus padres.

 

Para la fiesta considera a sus amigos más cercanos, no todos sus compañeros de la escuela son sus amigos, así que pídele ayuda para decidir a quiénes van a invitar a la fiesta. Es seguro que ella tendrá en la punta de la lengua a todas esas personas que realmente quiere ver, porque serán las personas con las que siempre se divierte y pasa un buen rato. Evita invitar a demasiados adultos a la fiesta, ellos se aburrirán y tal vez los niños no se sientan libres de jugar con libertad.

Como buena hermana mayor puedes ayudar a tu hermanita a prepararse para la fiesta. Esta será una manera excelente de fortalecer tus lazos con ella. Maquíllala con todo el esmero que puedas, como si te estuvieras maquillando tú misma. Haz que ella sea tu modelo y tú su artista de maquillaje. Pueden incluso jugar una dinámica en la que ella sea una chica famosa que está preparándose para una gran presentación y tú eres la especialista que la hará ver de maravilla.

Durante la fiesta asegúrate que se sienta cómoda, habla con ella y pregúntale cómo lo está pasando, pero no demasiado como para abrumarla, recuerda que ella quiere pasar tiempo con sus amiguitos y tal vez se sienta un poco avergonzada de que su hermana o hermano mayor esté pendiente todo el tiempo de ella. A veces sólo le bastará con saber que estás ahí y que ella puede contar contigo para lo que sea.

Para el final de la fiesta, puedes preparar una sorpresa especial antes de que ella se despida de sus amiguitos. Puedes dedicarle una canción a tu hermana pequeña o poner alguna canción que a ella le guste mucho o tenga un gran significado para la pequeña. No importa si se trata de una canción para niños, de hecho sería preferible que lo sea a que se trate de una canción adulta que no sea muy apropiada para la fiesta, porque en estos tiempos los niños escuchan de todo.

No olvides que lo más importante es hacer que tu hermanita pase un cumpleaños inolvidable. Se irá a dormir pensando que tiene los mejores hermanos mayores del mundo

Comments

comments